Desde el río más turquesa, desde las raíces más profundas de los árboles de Chiapas; como una idea, como la fuerza de las mujeres;  con el  rostro tapado y los pies descalzos, surge, nace, resuena, vive y sobrevivirá la Comandanta Ramona.

En 1956, nació una mujer cuyo valor y valentía inspiraron la lucha de muchas mujeres que junto al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, tomaron la posta de Emiliano Zapata con los pies en la tierra, con las palabras de los guerreros en la lengua y las manos en los fusiles. Y soñaron con la liberación de México, con la reestructuración de las condiciones injustas del sistema. Con su ejemplo nos inspiraron y seguirán inspirándonos para la construcción de un mundo esencialmente justo.

Su crítica al sistema y a las estructuras económicas injustas llevaron al Subcomandante Marcos a reconocer en Ramona a “lo más beligerante, lo más agresivo, lo más intransigente y la mayor señal de guerra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional”, convirtiéndose en el icono y ejemplo de toda mujer zapatista y revolucionaria. De esta forma, ella y todas sus compañeras fueron reconocidas como parte fundamental de la lucha.

Ramona, desde su condición de mujer, de guerrera, de indígena y de compañera, posicionó no solo su derecho a la lucha, sino que junto a las mujeres del Ejército Zapatista de la Liberación Nacional constituyo la “Ley Revolucionaria de las Mujeres” en el año de 1993, cuya línea discursiva apuntaba a reivindicar la condición de la mujer dentro de los procesos que darán lugar a la revolución. Dentro de esta ley se garantizó el derecho a la salud, a la salud reproductiva, al trabajo, a la educación, a elegir a su pareja y no ser violentadas y como obra cumbre el derecho a ocupar cargos de dirección en la organización, lo que a su vez implicaba tener todos los derechos y obligaciones en las fuerzas armadas revolucionarias.

La Comandanta Ramona, de la mano de su rebeldía, dirigió a montones de insurgentes que depositaron su fe en el cambio. Fue así como la noche del primero de enero de 1994 se tomó San Cristóbal en un levantamiento armado como parte de su trabajo en Comité Clandestino Revolucionario Indígena, y con cada paso firme que daban estratégicamente en la ciudad, despertaba la conciencia de clase, despertaba el fuego de los que creen en la lucha, despertaba el nuevo aire de la revolución. Haciéndose sentir, notar y pensar.

El 12 de octubre de 1966, en medio de una de las crisis más importantes de los zapatistas, dado que el gobierno había cercado la zona de conflicto donde ellos se encontraban, Ramona se traslada al Zócalo de la ciudad de México Distrito Federal. Gracias a esta acción no solo rompe el cerco que el gobierno había colocado alrededor de los zapatistas, sino que encabezó una manifestación multitudinaria en la que pronunció uno de los discursos más importantes de su vida. “Nunca más México sin nosotros” fueron sus palabras “Queremos un México que nos tome en cuenta como seres humanos, que nos respete y reconozca nuestra dignidad”. De esta manera, empezó la expedición hacia su liberación, hacia la expansión de las ideas de insurrección, hacia la siembra del cambio: “[Queremos] Un diálogo donde nuestra palabra sea una palabra más en muchas palabras y nuestro corazón sea un corazón más dentro de muchos corazones”.

El 6 de enero de 2006 la Comandanta Ramona falleció, víctima de cáncer al riñón. Sin duda su partida dejó un vacío, pero la profundidad de sus ideas y de sus acciones no han permitido que sea enterrada por la historia; al contrario su figura es la expresión que trasciende de la lucha de las mujeres, la lucha del proletariado, que es hoy la que abriga nuestra lucha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s